Consejos para reducir el consumo de energía y agua durante el confinamiento

29/04/2020

El #yomequedoencasa ha afectado, entre otros factores, el consumo energético. Pasamos más tiempo en casa, hacemos teletrabajo, cocinamos más y usamos los teléfonos móviles y las tabletas durante más rato. Todo ello se ve reflejado en las facturas que nos llegan.

A continuación, te proponemos una serie de consejos y trucos para ayudarte a ahorrar un dinero y evitar que tu consumo se dispare.

  • Ordenador: evita que se quede suspendido. Si prevés una ausencia de más de 30 minutos, puedes apagarlo; si no es posible, apaga la pantalla, que es el componente que más consume. Cuando termines de trabajar con él, desenchúfalo.
  • Televisor: mantener el televisor, las consolas y los equipos de música encendidos en modo de espera gasta hasta un 15 % de la energía que consumen cuando los usamos, así que recuerda apagarlos del todo.
  • Luz natural: abre cortinas y persianas, deja entrar la luz del sol y aprovéchala al máximo.
  • Horno y microondas: cada vez que abres la puerta del horno se pierde el 25 % de la energía acumulada. El microondas puede ahorrarte mucho tiempo y entre un 60 % y un 70 % de energía.
  • Vitrocerámica: apágala unos minutos antes de que el alimento esté completamente hecho, el calor residual terminará de cocerlo.
  • Nevera: evita abrirla de forma innecesaria, por ejemplo, para mirar si hay algo para picar. Cada vez que la abres consume energía.
  • Equipos de climatización: regula la temperatura diurna en la franja de entre 19 °C y 21 °C, y la nocturna, en la franja de entre 15 °C y 17 °C. Cada grado más de temperatura supone un incremento del consumo de un 7 % aproximadamente.
  • Móvil: cárgalo en un enchufe de pared, no en el ordenador. Si tienes un cargador rápido y de alto amperaje, úsalo, y recuerda desenchufarlo ​​cuando el móvil ya esté cargado al máximo.

Y para ahorrar agua…

  • Cierra el grifo mientras no lo uses y repara los que goteen.
  • Dúchate, no te bañes: ahorrarás unos 240 litros.
  • Instala un sistema de doble capacidad o coloca una o dos botellas llenas de arena dentro de la cisterna.
  • Lavavajillas: usa programas cortos y cárgalo del todo. El ahorro puede ser de hasta el 60 %, tanto de agua como de electricidad. Además, usándolo derrocharás mucha menos agua que fregando los platos a mano.
  • Lavadora: aprovecha al máximo su capacidad de carga y, siempre que puedas, lava en frío. Y, ahora que vamos hacia el buen tiempo, te aconsejamos que tiendas la ropa y no uses la secadora.
  • Y recuerda: mucha del agua que dejas correr puede servirte para regar las plantas, limpiar tu casa… Aprovéchala, el agua nunca sobra.

¡Ánimos! Cada día que pasa es un día menos. ¡Saldremos de esta!

Autor / Autora
Técnica de Comunicación Interna
Comentarios
Deja un comentario